Sexta, 18 de Agosto de 2017

Última atualização12:37:36 AM GMT

Você está aqui: FDIM Declaração Final da Reunião Subregional da FDIM
Banner

Declaração Final da Reunião Subregional da FDIM

E-mail Imprimir PDF
ORFDIM Logo

A Subregional Sul-americana da Federação Democrática Internacional de Mulheres (FDIM) reuniu-se em Quito, capital do Equador, entre os dias 26 e 27 de novembro de 2014. Confira a íntegra da declaração final.

DECLARACIÓN FINAL

REUNIÓN SUBREGIONAL DE LA
FEDERACION DEMOCRATICA INTERNACIONAL DE MUJERES.
PARA SURAMERICA

Quito, Ecuador, Noviembre de 2014

Nosotras, las participantes de organizaciones afiliadas, amigas y colaboradoras de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), asistentes a esta Reunión Subregional de Suramérica, celebrada en la ciudad de Quito, Ecuador, los días 26 y 27 de noviembre de 2014, partícipes de un momento histórico trascendental, en que las grandes potencias imperialistas pretenden imponer al mundo sus propias concepciones, valores y proyectos hegemónicos de dominación; conscientes de que vivimos tiempos marcados por una crisis global sin precedentes que evidencia el desmoronamiento del carácter expoliador y excluyente del capitalismo que amenaza seriamente a la humanidad, expresamos nuestra más profunda

SOLIDARIDAD con:

• Todas las mujeres que en el mundo sufren las nocivas consecuencias de las agresiones y guerras imperialistas, los desplazamientos forzosos, los conflictos armados y bloqueos, el crimen organizado, el narcotráfico y la trata de personas. Con los pueblos: sirio, palestino, norcoreano, saharaui, griego y portugués.

• Todas las mujeres en situación de violencia, expresada en todas sus manifestaciones. La lucha del movimiento femenino y feminista contra los feminicidios y femicidios que han provocado la muerte de miles de mujeres en varios países de nuestra región y se mantienen impunes, la lucha contra los fundamentalismos y porque sean respetados todos los derechos humanos de las mujeres, incluyendo los sexuales y reproductivos.

• Todas las causas justas, los procesos progresistas del continente y las luchas de los diferentes movimientos sociales por construir un mundo mejor, más justo y equitativo para todos y todas.

• Las abuelas de la plaza de Mayo y su lucha por el encuentro con sus nietos y nietas.

• La revolución bolivariana de Venezuela, liderada por el presidente Nicolás Maduro, quien inspirado en el legado del comandante Chávez impulsa el socialismo nacional y especial con las mujeres venezolanas, que han demostrado su lealtad y compromiso para garantizar el éxito de su proceso revolucionario y nos pronunciamos contra las acciones de los grupos fascistas de ultraderecha que alentados por fuerzas externas pretenden desestabilizar y destruir al país.

• El pueblo y las mujeres cubanas y el derecho que les asiste a continuar construyendo soberanamente el proyecto socialista y de justicia social que han escogido. La justa batalla, porque se ponga fin al genocida bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el gobierno de Estados Unidos, mayor obstáculo para el desarrollo pleno del país; la lucha que libran por la liberación de los héroes cubanos, prisioneros en las cárceles norteamericanas.

• Las mujeres indígenas y sus familias que luchan contra la desposesión de sus territorios, hoy amenazados por el capital transnacional que amenaza la preservación de sus patrones productivos y de su cultura.

• La lucha de organizaciones de mujeres que exigen la libertad de los patriotas y luchadores de la región, detenidos injustamente en nuestros países por el solo hecho de defender sus derechos laborales y denunciar el retroceso de los beneficios conquistados por décadas de trabajo colectivos.

• La lucha por el logro de igual salario por igual trabajo para las mujeres.

• El pueblo y las mujeres de Palestina, quienes sufren los efectos de la genocida agresión sionista que ha segado la vida de millones de seres humanos en esa tierra.

• Los países africanos y sus mujeres que hoy luchan por la vida ante la epidemia del ébola, que ha provocado la muerte de miles de personas, incluyendo de personal médico.

• La lucha de los pueblos y los movimientos sociales por la consolidación de procesos de integración regional, que propicien un comercio justo y equitativo entre nuestros pueblos, y promuevan la solidaridad y la unidad, como principios indispensables para enfrentar las impredecibles consecuencias de la crisis global de nuestros días.

Las participantes en esta reunión además, manifestamos nuestra más enérgica condena y


DENUNCIAMOS:

• Al sistema capitalista, depredador y patriarcal que a través de sus políticas neoliberales viola la soberanía de nuestros pueblos, se apropia de nuestro patrimonio y oprime a nuestros pueblos, que luchan por construir una sociedad con justicia y bienestar. Especialmente denunciamos la política depredadora de Chevrón y demás corporaciones transnacionales.

• Todas las formas de discriminación, terrorismo y violencia que sufren millones de personas en el Planeta, causando cuantiosas pérdidas materiales y humanas, y de la que las mujeres, los niños y las niñas son sus principales víctimas.

• La disminución de los presupuestos públicos de nuestros países dirigidos a promover el desarrollo humano sostenible y la calidad de vida de nuestras familias y comunidades particularmente en los programas y servicios que amplían el goce de los derechos humanos de las mujeres.


• Los hechos de violencia ocurridos en Guerrero, donde fueron asesinados varios estudiantes normalistas, lo que ha llenado de dolor indignación a familiares, al pueblo y al país en general.


EXIGIMOS que:

• Sean respetados los derechos humanos básicos de alimentación, nutrición, de protección a las mujeres embarazadas y de los jóvenes que hoy luchan por el derecho a una educación pública de calidad.


• Los estados cumplan con los compromisos nacionales e internacionales contraídos y asuman la responsabilidad que le corresponde con el pueblo para garantizar una vida digna a todos y todas. Que se responsabilicen con el cumplimiento integral de la Plataforma de Beijing.


Como seguidoras de la acción y la lucha de heroicas mujeres y de hombres que contribuyeron a la formación de nuestra identidad latinoamericana, de quienes cotidianamente se enfrentan a los grandes retos y desafíos del presente siglo,

DECLARAMOS:

Nuestra firme decisión de construir un mundo de paz, solidaridad y justicia social para todos los seres humanos, así como el compromiso con los principios de la FDIM, de luchar por la plena igualdad entre hombres y mujeres.


Aprobada en la Ciudad de Quito, el día 27 de Noviembre de 2014

Adicionar comentário


Código de segurança
Atualizar